Fran Sánchez: “el deporte marcó profundamente mi vida”

La nómina de jugadores que han pasado por las filas del Club Baloncesto San Isidro es muy extensa. Muchos veteranos han dejado ya de hacer deporte, pero otros muchos, pasados los cuarenta siguen practicando y jugando al baloncesto con la misma ilusión que el primer día. Es el caso de Franciso Sánchez Pérez, director General de Gestión Presupuestaria, Contratación, Patrimonio y Tecnología del Ayuntamiento de Santa Cruz.

1900155_610956958981998_1573026443_n

Fran Sánchez, con una formación del juvenil CB San Isidro 84-85, con el número 13

¿Durante qué años jugaste en el Sani?

Jugué desde los 9 ó 10 años hasta los 25 ó 26. Pasé por todas las categorías inferiores del club hasta el primer equipo y después de una lesión importante, dejé de jugar en serio en la temporada 93/94

¿Cómo fue tu experiencia de paso por el club?

Puedo decir que mi paso por el deporte en general y el San Isidro en particular ha sido una experiencia que ha marcado profundamente mi vida. Aportó una serie de valores y rutinas que han sido determinantes en mi vida.

¿Sigues haciendo deporte?

Sí. Más que un hábito se ha convertido en un modo de vida. Hacer algún tipo de ejercicio es algo fundamental para mi tanto desde un punto de vista físico como psíquico. Ya no sólo practico baloncesto. Hago muchas otras actividades que alterno en función del tiempo libre que pueda tener.

¿Son fundamentales, a tu juicio, las competiciones en la formación de los deportistas?

La competición es algo consustancial a los tiempos que vivimos. Que los deportistas se acostumbren a ganar y perder y, lo que es más importante, a competir, es una experiencia muy enriquecedora.

¿Cuándo dice uno: mi tiempo de juego ha finalizado?

Creo que son dos factores: Por un lado el nivel de tus capacidades físicas para el nivel en el que juegas y por otro la ilusión que tengas por jugar y por dedicar tu tiempo a ese deporte.

¿Cómo se ve el baloncesto después de pasar los 40?

Como una diversión para tu tiempo libre que sigues viviendo con la misma pasión. Disfrutas con más acciones que se hacen durante el partido por que eres mucho más consciente de su dificultad.

¿Tu compañeros de promoción siguen jugando a baloncesto?

Sí. Algunos de ellos siguen disfrutando jugando federadamente. Hay ejemplos de constancia y pasión por el baloncesto que son envidiables. Los ves jugando y al nivel que lo hacen y disfrutas con cada movimiento.

¿Qué mejora la experiencia?

La experiencia te hace ver que lo mejor es hacer las cosas de la forma más sencillas. Aprendes a ser más eficiente.

¿Hasta cuándo seguirás tirando a canasta?

Mientras el cuerpo aguante y me siga ilusionando al oír un balón botar.

Anuncios